Adiós a un Magnifico en todos los sentidos….

Joaquín Cortizo Rosendo (Ribadavia, Orense, 1932-Jaén 2018) un Magnifico dejó de hacer suya este jueves  la banda derecha de la vida en Jaén, ciudad en la que había continuado la extraordinaria carrera que ya trazó en Zaragoza. Ya había escapado dos veces de un cáncer, como tantas veces se había escapado de los rivales por esa banda derecha que hizo suya en ese Zaragoza de leyenda que fue el de Los Magníficos.

Un magnifico entre muchos

Debuto en Primera en el Celta de su tierra, para luego dejar huella indeleble durante ocho extraordinarias temporadas en el Real Zaragoza. Cinco fueron tildados como magníficos, los delanteros; pero en ese Zaragoza que escribió el libro de estilo del fútbol español en los 60 había muchos más magníficos. Por ejemplo, el lateral que hoy tomó finalmente el camino del cielo.

Injusta sanción

Paradójicamente, Cortizo pasó a la historia del fútbol español tras sufrir una sanción durísima de 24 partidos alejado de los terrenos de juego, 15 de Liga y 9 de Copa. El castigo le fue impuesto por el Comité de Competición por una acción con Enrique Collar en la que el delantero del Atlético de Madrid acabó con la pierna rota. Cortizo siempre sostuvo que fue un simple choque en un balón dividido. El árbitro también lo entendió así y no lo expulsó.

Mas brutal que la fortuita lesión

Decía José Luis Melero en sus crónicas sobre los Magnificos que

«A Joaquín Cortizo había que defenderlo siempre, pues fue objeto de la más vergonzosa sanción que recuerdo: 24 partidos por una entrada a Collar que ni siquiera el árbitro sancionó como falta. Si en lugar de jugar en el Zaragoza, Cortizo hubiera defendido la camiseta del Madrid o del Barcelona, ese castigo nunca se habría producido. Que un equipo como el Zaragoza, al que los comités disciplinarios de la época trataban de modo tan humillante, se colara aquellos años entre los grandes, nos hace valorar todavía más los enormes éxitos obtenidos, pues resulta evidente que no contábamos con ningún apoyo en los órganos directivos del fútbol español. Más bien lo contrario, en vista de aquella desproporcionada sanción. El bilbaíno José Ramón Irusquieta sustituiría poco después a Cortizo en el puesto de lateral derecho con total garantía. «

Solo podemos llorarlo.. y recordarle

Hoy ya solo podemos recordarlo y llorarlo porque defenderlo siempre lo hicimos los zaragocistas de verdad. Pero después de esta terrible e injusta sanción nada volvió a ser igual como el mismo recordaba alguna vez.

Tras concluir su carrera en el Zaragoza, firmó por el Real Jaén. Allí contrajo matrimonio y reside su familia. También fue secretario técnico y presidente del Jaén. Allí también lloran su muerte. Igual que en Zaragoza, como integrante de un equipo glorioso en la historia del club del león rampante. Quizas la mas gloriosa. Descansa en paz uno de nuestro «Magnificos» Joaquín Cortizo, nunca te olvidaremos.

Fuente : Medios deportivos nacionales. Magníficos. La Edad de Oro del Real Zaragoza