Excesivo castigo (Real Zaragoza 0 – Valencia 2)

El Real Zaragoza plantó cara en un partido muy serio a un Valencia de dulce, en su mejor momento de los últimos años. Dos pequeños despistes les dieron a los chés una gran ventaja en la eliminatoria copera.

Ambiente de gala en la Romareda ante el mejor rival posible para la ronda de dieciseisavos de final de la Copa del Rey. La Romareda quiere fútbol de Primera, y el equipo también, a tenor de lo visto sobre el césped del municipal. Tanto Natxo González como Marcelino García Toral decidieron sacar al equipo suplente para disputar este partido de ida, pero eso no disminuyó la emoción habitual de las noches coperas. En el equipo maño tan solo se alinearon dos titulares, Zapater y Buff, lo que permitió acumular minutos a jugadores como Lasure o Vinícius, además del retorno de Benito tras su lesión.

Desde el inicio quedó claro que en este partido iban a mandar las defensas. Las dos se mostraban seguras, cerrando espacios y arriesgando lo mínimo. Aunque era evidente que la diferencia de categoría iba a hacerse notar tarde o temprano. Mientras el Valencia conseguía pisar el área de Ratón de vez en cuando, Domenech veía pasar plácidamente los minutos sin inquietud alguna. Nacho Gil, muy bullidor en la primera mitad, logró plantarse con el balón controlado en el área local hasta en tres ocasiones, pero Ratón y la falta de puntería evitaron males mayores.

No fue hasta el minuto 36 en el que el Real Zaragoza por fin avisó a Domenech, por medio de un disparo casi sin ángulo de Vinícius, que se estrelló en el lateral de la red. Pero el Valencia no necesitaba pisar el área para crear peligro, e hizo uso de su peligroso disparo desde media distancia buscando el primer gol. Orellana hizo volar a Ratón, quien salvó el tanto con una gran estirada, al filo del descanso. En el equipo maño se veía desparpajo, sobre todo en los jóvenes. Guti estuvo de diez compartiendo el medio centro con el siempre trabajador Zapater, y Lasure aprovechó el partido para reivindicarse.

Papunashvili pugna con Lato por el control del balón

Quizá por eso Natxo dio entrada en el descanso a Raí en sustitución de Buff, poniendo velocidad y chispa en la asociación en la delantera entre él y Vinícius. Pero el equipo no podía tener ningún despiste, pues ante un equipo de la categoría del Valencia se traduciría en ocasión muy clara de gol del rival. Para ejemplificar esto, Papunashvili realizó una cesión a Ratón sin comprobar exactamente la posición del guardameta, quien pillado a contrapié no acertó a despejar el esférico, que se marchó a córner rozando el poste de la meta local.

Benito dejó su sitio a Delmás y el Zaragoza se animó a buscar premio a su trabajo. El Valencia dejaba espacios esperando recuperar balones y lanzar contragolpes, pero en un balón largo al lateral del área de Domenech, Vinícius cayó a banda y centró un balón de oro a Raí, quien con todo a favor remató de cabeza a bocajarro fuera de la portería. La grada se echó el equipo a la espalda, y los blanquillos respondieron. Zapater probó fortuna con una falta directa que Domenech blocó sin problemas. Y Pombo quiso emular a Orellana con un disparo desde la frontal que, tras tocar en un defensa, fue despejada por Domenech para evitar que Vinícius pescara una oportunidad.

Y cuando mejor estaba el Zaragoza, el Valencia se llevó el gato al agua. Un saque de esquina en el minuto 80 sirvió para que Rodrigo, de cabeza, batiera a Ratón y abriera el marcador. El Zaragoza acusó el golpe, pues dejar la portería a cero era vital. Tan solo Raí intentó un disparo lejano, sin peligro para Domenech. Y ya en el descuento, un balón que Guedes dejó a Nacho Gil dentro del área, fue aprovechado por el media punta para provocar un penalti claro de Delmás. Parejo engañó a Ratón y estableció el definitivo 0-2, que pone la eliminatoria muy cuesta arriba. Porque el Real Zaragoza no salió a tirar la Copa, y verdaderamente mereció más.

Ficha técnica:

Real Zaragoza: Ratón; Benito (Delmás, 55), Jesús Valentín, Grippo, Lasure; Zapater (Febas, 70), Guti; Pombo, Buff (Raí, 45); Papunashvili y Vinicius.

Valencia: Domenech; Nacho Vidal, Vezo, Gabriel Paulista, Lato; Nacho Gil, Maksimovic, Parejo, Andreas Pereira (Rodrigo Moreno, 70); Orellana (Carlos Soler, 79) y Santi Mina (Guedes, 76).

Árbitro: Medié Jiménez (Comité Catalán). Amonestó a Vezo (39), Nacho Vidal (64) y Delmás (91).

Goles: 0-1, min 80: Rodrigo Moreno. 0-2, min 91: Parejo, de penalti.

Incidencias: partido de dieciseisavos de final de Copa del Rey. Noche agradable en La Romareda, con 22 grados. El césped presentó unas perfectas condiciones. Unos 24. 000 espectadores en el estadio zaragocista.

Vinícius, que realizó un buen partido, se marcha de Nacho Vidal