Lamentable muy lamentable

LAMENTABLE, MUY LAMENTABLE

Triste incidente en el entreno

En la Ciudad Deportiva se ha vivido una situación, triste, patética, lamentable y vergonzosa para el zaragocismo en general tras unos incidentes entre miembros de un foco de animación, Apoño y un amigo personal de Apoño.

El entrenamiento trascurría con total normalidad hata que una media docena de ultras pertenecientes al Ligallo Fondo Norte irrumpieron en las gradas de la Ciudad Deportiva durante entrenamiento. Con gritos y cánticos en contra de Apoño aludiendo a temas de casino y alcohol durante la pasada temporada. Paco Herrera intentaba transmitir una total normalidad y cambió los ejercicios para situar a Apoño en la otra punta de las críticas de los ultras. Pero los ultras no estaban por la labor de cejar en su empeño. Poco a poco la tensión y las provocaciones fueron en aumento hasta que un amigo de Apoño perdió los nervios y fue directamente hacia donde se encontraban ese grupúsculo de ultras originandose unos empujones y puñetazos.

En seguida Carlos Cuartero, Movilla y Moises acudieron para calmar los ánimos y a su vez Paco Herrera decidió suspender el entrenamiento. Una vez más el Real Zaragoza va a ser el centro de las miras nacionales e internacionales por un episodio de violencia gratuita. Muchos medios de comunicación sólo se acuerdan del zaragocismo cuando hay algo que hacer sangre y una vez más les hemos dado motivos para ello.

Deja una respuesta