Pep Biel una de las pocas buenas noticias del 2017 y del Filial

La primera plantilla del Real Zaragoza cuenta para este 2018 con un nuevo miembro. Al menos en los entrenamientos, procedente del Deportivo Aragón. Pep Biel ya trabaja a las órdenes de un Natxo González sorprendido gratamente por las cualidades de un futbolista que ya viajó con el equipo a Valencia en la vuelta de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey. Un jugador que ya desde pretemporada ha destacado en el conjunto filial.

Su rendimiento ha llamado la atención

Las actuaciones de Pep Biel con el Deportivo Aragón que dirige César Láinez han llamado la atención de Natxo González. Por ello, el futbolista balear, que hasta ahora trabaja y competía con el filial blanquillo. Ahora  entrenará con la primera plantilla del Real Zaragoza. El técnico vasco quiere tenerle a sus órdenes en este nuevo año.

Ya esta pasada semana, Pep Biel se ejercitaba junto al resto de componentes del primer equipo. Ahora, será un habitual en esas sesiones y espera seguir sorprendiendo a un Natxo González que ya contó con el centrocampista para la Copa del Rey. El técnico le incluía en la lista para viajar a Mestalla en la vuelta de los dieciseisavos frente al Valencia.

En espera de un ansiado debut

Sin embargo, el balear no llegó a debutar en la derrota cosechada por el conjunto aragonés en el feudo valencianista por cuatro goles a uno. Con el Deportivo Aragón ha disputado 17 de las 18 jornadas de competición, en todas lo ha hecho como titular y en 16 de ellas lo ha hecho el partido completo.

Buen movimiento del club

Suma una diana esta temporada. La logró en el empate a dos entre el Llagostera y el filial zaragocista. Tras haber llamado a la puerta del primer equipo, Pep Biel quiere ahora debutar en Liga a las órdenes de Natxo González para seguir ganándose la confianza del entrenador vasco. Un jugador de lo poco destacable en un mal comienzo del conjunto Deportivista y al que no se quiere cortar su progresión. Que pena que esto no empezara ya el año pasado. Una pena. 

Fuente :R.Zaragoza